fbpx


0

Total $ 0
 x 

No tiene artículos en su carrito de compras.

Carrito vacío

La degradación del plástico

 Ni seis vidas son suficientes. 500 años: eso tarda, en promedio, un plástico en degradarse. Si ponemos una esperanza de vida media en 80 años, estaríamos hablando de que ni seis vidas son suficientes para ver un plástico consumiéndose por completo. Parece una locura y lo es.

imagen 2022 09 05 143806293 min

 

Pensemos por un momento: ¿cuánto plástico seguimos utilizando? ¿Cuál es de un solo uso? ¿A cuántos le damos una segunda, tercera, cuarta o infinitas vidas? ¿Cómo lo disponemos? Esas preguntas, que nos deben retar de cara al futuro, nos las hicimos en KipClin hace un par de años y encontramos una pequeña solución.

Una solución que no deja de ser apenas un esfuerzo desde nuestro lugar en el mundo. No tenemos en nuestras manos el cambio definitivo, pero sí alternativas para llegar a él.

¿Pero cómo?

Pareciera extraño porque no somos una marca íntegramente ambiental ni somos una categoría en la que se pueda explorar mucho acerca del tema. Es decir, no somos una tienda de ropa que comercializa prendas de segunda para imponer la economía circular; ni somos tampoco una tienda fabricadora de empaques biodegradables hechos con bagazo de caño. “Simplemente” somos una tienda especializada en el aseo y la limpieza. ¡Y ahí está nuestra oferta de valor y nuestro gran modelo de innovación! Vimos más allá y encontramos una oportunidad donde parecía no haberla.

Si eres fiel seguidor de nuestro contenido digital o eres un cliente que nos compra mes tras mes, seguramente sabes que estamos hablando de nuestra línea REFill KipClin, con la que alargamos la vida útil de nuestros envases de plástico y evitamos que se generen nuevos. Si no son necesarios, se pueden evitar.

 

imagen 2022 09 05 144220141 min

Pero hoy es una reflexión más que una transacción comercial…

Hoy no queremos venderte nuestros productos. Hoy no queremos, al menos no puntualmente, que conserves nuestro envase para futuras compras. Hoy lo que queremos es preguntarte si en realidad merece la pena utilizar un material que tarda tanto tiempo en descomponerse. Si en serio crees conveniente seguir botando el plástico a la basura como si nada. Si en serio vale la pena ahorrarnos uno segundos de nuestras vidas y no hacer a consciencia una adecuada disposición de los residuos; especialmente separando los orgánicos de los reciclables.

500 años. Si tenemos en cuenta que el primer plástico sintético data de aproximadamente 1910, no nos queda otro camino que reconocer que ni siquiera ese primer plástico se ha descompuesto del todo. Ahora imagínate los que se siguen produciendo.

¿Qué te parece si nos comprometemos?

Nada tiene que ver con nuestro REFill KipClin. Simplemente te retamos amistosamente a poner más atención en esos pequeños detalles que marcan grandes diferencias. A que seas más cuidadoso con la disposición de los plásticos; a que los conserves en perfectas condiciones para que los puedas reutilizar; a que lo laves antes de reciclarlos; a que encuentras maneras de darle un segundo ciclo vital; a que apuestes por iniciativas que no estén intervenidas por él para que, así, la generación de nuevo material vaya disminuyendo; y así sucesivamente, lo que se te ocurra.imagen 2022 09 05 144430304

 

 

¿Necesitas
asesoría?

en KipClin te ayudamos

Quiero que me contacten
¿Te gusta nuestro contenido?
Suscríbete a nuestras publicaciones
Ya estás inscrito.

Al seleccionar esta casilla admito que he leído y acepto los términos y condiciones del sitio, la política de privacidad y el habeas data de KipClin.