0

Total $ 0
 x 

No tiene artículos en su carrito de compras.

Carrito vacío

Lo que debes saber acerca de la inocuidad alimentaria

La inocuidad alimentaria es el conjunto de condiciones y medidas necesarias que se deben tener durante la producción, almacenamiento, distribución y preparación de los alimentos para asegurar que una vez ingeridos, no representen un riesgo para la salud.

“Se estima que cada año enferman en el mundo unos 600 millones de personas –casi 1 de cada 10 habitantes– por ingerir alimentos contaminados y que 420.000 mueren por esta misma causa” OMS

La responsabilidad es de todos los que participan en la cadena agroalimentaria, desde el Gobierno hasta los consumidores, como lo señala el Ministerio de Salud y protección social cuando de calidad e inocuidad de los alimentos se refiere:  

  1. El Gobierno crea las condiciones ambientales y el marco normativo para regular las actividades de la industria alimentaria.
  2. Los productores son responsables de aplicar y cumplir las normas establecidas para asegurar la calidad y la inocuidad de los alimentos.
  3. Los transportadores tienen que cumplir con las condiciones sanitarias establecidas para llevar los alimentos al comercializador o consumidor final.
  4. Los comercializadores deben preservar las condiciones de los alimentos durante su almacenamiento y distribución y, en los casos que aplique, realizar las técnicas establecidas para la preparación de los mismos.
  5. Los consumidores tienen la responsabilidad de velar por la seguridad de los alimentos y denunciar las faltas observadas en cualquiera de las etapas de la cadena.

Si eres comercializador de alimentos ¡No pongas en riesgo tu negocio y la salud de tus clientes! ten en cuenta las siguientes recomendaciones para mantener la inocuidad de los mismos:

la importancia inocuidad alimentaria

  • Selecciona alimentos sanos y frescos. Escoge productores de calidad que cumplan con todas las reglamentaciones sanitarias.
  • Usa agua y materias primas seguras como alimentos que hayan sido procesados para salvaguardar su inocuidad, por ejemplo: la leche pasteurizada.
  • Lava y desinfecta las frutas, verduras y hortalizas con un desinfectante orgánico para alimentos que esté certificado, que tengan un alto espectro microbiano ideal para la desinfección de frutas y vegetales, que elimine bacterias Gram(-) como E. Coli y que su componente activo sea amigable con el medio ambiente, especialmente si se van a comer crudas.

Te puede interesar: Qué alimentos se deben lavar y cuáles NO

  • Separa los alimentos crudos de los cocinados en recipientes herméticos adecuados y usa utensilios diferentes también a la hora de prepararlos.
  • Descongela los alimentos dentro de la nevera.
  • Cocina completamente los alimentos, especialmente las carnes rojas, la carne de ave, los huevos y el pescado.
  • Hierve los alimentos que contengan líquidos como sopas y guisos.
  • No dejes los alimentos cocinados por fuera de la nevera por más de dos horas. Una vez se enfríen se deben guardar.
  • Revisa las etiquetas y controla las fechas de caducidad de los alimentos almacenados, de esta manera evitas desperdiciar comida innecesariamente y que se contaminen los alimentos buenos a causa de otros que tienen moho.
  • Mantén la nevera y el congelador siempre en la temperatura adecuada. La nevera debe estar en torno a 4ºC y el congelador a -18ºC aproximadamente. 
  • Limpia y desinfecta la nevera por lo menos una vez a la semana.
  • Evita en lo posible la madera, es más propensa a la acumulación de microorganismos en su interior debido a las pequeñas muescas o grietas que tiene.
  • Lava las superficies para remover la materia orgánica y luego desinfecta bien los utensilios y superficies en la cocina, esto no solo es indispensable para pasar los controles sanitarios si no también para ser responsables y cuidar la salud de los clientes y empleados. Atención: a la hora de llevar a cabo una completa desinfección es muy importante asegurarse que los desinfectantes que se emplean sean aptos para la desinfección en entornos que están en contacto con alimentos.
  • Todos los espacios de trabajo deben estar zonificados y sanitizados para evitar la contaminación cruzada.
  • Protege los alimentos y las zonas de cocina frente a los insectos y plagas de otros animales 
  • Las personas que manipulan los alimentos deben mantener una buena higiene personal, uniforme limpio, pelo recogido, uñas cortas, limpias y sin pintar y usar los elementos de protección adecuados para manipular los alimentos como: gorros, guantes, tapabocas, etc.
  • Motiva siempre a los empleados y clientes a lavar y desinfectar sus manos con frecuencia siguiendo las pautas recomendadas por la OMS.

desinfectante organico para alimentos 

Fuentes:

¿Necesitas
asesoría?

en KipClin te ayudamos

Quiero que me contacten
¿Te gusta nuestro contenido?
Suscríbete a nuestras publicaciones
Ya estás inscrito.

Al seleccionar esta casilla admito que he leído y acepto los términos y condiciones del sitio, la política de privacidad y el habeas data de KipClin.