0

Total $ 0
 x 

No tiene artículos en su carrito de compras.

Carrito vacío

Cómo hacer compostaje casero

Si tienes ganas de aportar de forma positiva al medio ambiente, te explicamos cómo puedes hacer un compostaje casero en tu hogar u oficina. 

Todo comienza con la separación adecuada de los residuos y un recipiente que permita el ingreso de oxígeno. Se deben intercalar los residuos orgánicos con materia seca (hojas, aserrín, cartón, etc.) y mezclarlos para removerlos bien por lo menos una vez a la semana.

Compostaje casero

En el compostaje es importante controlar la temperatura, la humedad, la aireación, el pH, la relación carbono nitrógeno y los microorganismos. Suena complejo pero es más fácil de lo que te imaginas.

Paso a paso:

  • Elige el tipo de compostador que prefieras, puede ser los que venden listos para este propósito, o puedes reusar y reciclar una caja de madera, una base de tablones de obra, una caneca o jardinera grande que ya no uses, con agujeritos en la base.
  • Encuentra una ubicación ventilada, con sombra la mayor parte del día y al que no le caiga lluvia directamente.
  • Coloca una primera capa de tierra y de materiales secos como paja, restos de ramas de poda, hojas secas, aserrín, papel, cartón, trozos de madera, etc. Estas primeras capas secas evitarán que el fondo de tu compostador se pudra y estropee la mezcla.
  • Alterna los residuos secos con los húmedos en la misma proporción, los elementos húmedos serían: la hierba, los desechos orgánicos seleccionados como cáscaras y pulpas de cualquier fruta o verdura, hongos y champiñones, raíces y tallos de todos los alimentos, flores, pepas de aguacate, residuos de té suelto o en bolsita, hojas del tamal y la mazorca, residuos del lavaplatos, etc. Es muy importante a la hora de separar los residuos, entender que el compostador no es un cubo de basura, por esta razón se deben seleccionar bien los residuos que vamos a poner allí, es el éxito del compost que extraemos al final del proceso.
  • Regularmente tendrás que remover el contenido con un aireador. El objetivo es mezclar bien el contenido y airearlo para que se equilibre y regule la descomposición aportando oxígeno a la mezcla.
  • Igual que las plantas hay que regar el compost si lo vemos muy seco, puede ser con agua sola o con un caldo de ortiga. Pero ten cuidado, no te pases, no se debe encharcar, el exceso de humedad puede pudrir el compost y generar  malos olores. El control de la humedad de la mezcla permite que los microorganismos que allí viven trabajen de forma adecuada. 
  • Para incorporar material fresco en el compost que ya lleva un tiempo procesándose, es aconsejable hacer un agujero, depositar el material nuevo dentro y cubrirlo con residuos secos.

El compostaje requiere atención y cuidado. Si está bien hecho, entre 2 y 6 meses tendrás un compost de calidad listo para ser usado. Sabrás que está listo cuando no distingas los residuos que has depositado, no debe producir malos olores, tendrá un color oscuro con escasa humedad y un olor a tierra húmeda. 

Comienza a separar los residuos ahora y anímate a realizar el compostaje, puedes hacerlo en un balcón o en un patio, no necesitas tener jardín, no se llenará de bichos y es una excelente idea para reducir nuestros residuos y aprovecharlos eficientemente.

 

papeleras contenedores estra

Fuentes:

https://www.mascompost.org
www.compostadores.com
http://www.sativa.com.co
https://www.planetahuerto.es
https://www.facebook.com/vivaracha.compost

¿Necesitas
asesoría?

en KipClin te ayudamos

Quiero que me contacten
¿Te gusta nuestro contenido?
Suscríbete a nuestras publicaciones

Al seleccionar esta casilla admito que he leído y acepto los términos y condiciones del sitio, la política de privacidad y el habeas data de KipClin*