0

Total $ 0
 x 

No tiene artículos en su carrito de compras.

Carrito vacío

Cómo limpiar el baño sin sufrir

Tener el baño siempre limpio y con buen olor es algo que a todos nos gusta, pero tener que limpiarlo ya no es tan divertido. Hoy queremos enseñarte cómo limpiar el baño sin sufrir y de forma rápida y efectiva.

El baño es uno de los espacios de la casa, negocio u oficina que más debemos limpiar, no sólo por lo que allí se hace, sino por la humedad y la falta de ventilación, en algunos casos, que hacen que sea un espacio ideal para virus y bacterias.

como limpiar baño sin sufrir

Cómo limpiar el baño sin sufrir

  • Compra los productos adecuados. Ya hemos hablado en varios post sobre la limpieza y la desinfección, que se vea limpio no signifique que lo esté y esto lo debes tener muy presente siempre (Barrer, sacudir, limpiar, desinfectar, trapear). Utilizar productos que garanticen la eliminación de bacterias, es fundamental, un buen detergente, un buen desinfectante, un buen limpia juntas, etc. hacen que el trabajo sea más efectivo. Deja que los productos buenos te ayuden y hagan la fuerza por tí, importante también dejarlos actuar el tiempo recomendado por el fabricante.

    Como un plus para el cuidado del medio ambiente y tu bolsillo, te recomendamos los productos KipClin REFill. Sumarse al REFill KipClin es sumarse a la lucha contra el plástico de un sólo uso. Conoce más.
  • productos utensilios para limpiar bañosPor otro lado, tener los productos ordenados y usar los implementos necesarios te harán más ágil y cómodo el trabajo: guantes, escobillones, cepillos, paños, esponjas, etc., en un sólo contenedor, separados de otros implementos de aseo, para evitar la contaminación cruzada, y listos para usar, será más saludable y te ahorrará tiempo pues ya no tendrás que pensar qué usar, lo tienes todo en un mismo lugar y a limpiar. 
  • Un cuarto de baño minimalista. No llenes el baño de objetos, trata de que esté lo más despejado posible, así tendrás menos cosas que limpiar y será más higiénico.

  • Cuando hagas la limpieza general no olvides limpiar y desinfectar los azulejos, las juntas, el escobillón y su recipiente, la lámpara, el espejo, los tiradores de cajones y puertas y la papelera. 
  • No dejes acumular la suciedad, si cada día haces un repaso rápido será más saludable y cuando hagas un aseo más profundo, no tendrás tanto que estregar.
    • Puedes mantener un paño de microfibra para limpiar y secar el lavamanos y su grifería, cada día.
    • Tener un escobillón con desinfectante para que cada persona lo use después de usar el inodoro.
    • Y, si se trata del baño de casa, puedes aplicar una rutina después de la ducha: después de enjuagarte, enjuaga también toda la ducha o bañera para eliminar los restos de jabón que hayan quedado y para finalizar usa un haragán para secar las paredes y mampara o cabina de la ducha, para finalizar pasa un trapo de microfibra por la grifería. Esto no te tomará más de dos minutos y evitarás que los restos de jabón, materia orgánica y cal, terminen incrustándose tanto que al final tengas que dedicar más horas para dejarlas como nuevas.  
  • Es muy importante dejar bien ventilado el cuarto de baño después de ducharte. Así ayudarás a que se descongestione el ambiente para que la humedad no prolifere y evitar la aparición del moho.
  • Como tip adicional, para evitar expandir las bacterias por todo el cuarto de baño.

Sigue estos consejos y verás que con esta rutina no se te hará tan pesada la limpieza y tendrás siempre un baño reluciente.

sumate al cambio refill kipclin

¿Necesitas
asesoría?

en KipClin te ayudamos

Quiero que me contacten
¿Te gusta nuestro contenido?
Suscríbete a nuestras publicaciones
Ya estás inscrito.

Al seleccionar esta casilla admito que he leído y acepto los términos y condiciones del sitio, la política de privacidad y el habeas data de KipClin.