0

Total $ 0
 x 

No tiene artículos en su carrito de compras.

Carrito vacío

Recomendaciones y cuidados al usar desinfectantes

Ya aprendimos que limpiar y desinfectar no son la misma cosa, también sabemos que ambas son importantes y aquí te recordamos porqué:

  • Al limpiar y desinfectar correctamente evitamos la propagación de enfermedades e infecciones.
  • Al tener nuestro entorno limpio, aseguramos que el servicio o producto que ofrecemos al cliente sea de calidad y generamos confianza.
  • Desinfectar correctamente es indispensable para cumplir con el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC o HACCP en inglés) lo que garantiza la inocuidad alimentaria.
  • Limpiando y desinfectando adecuadamente alargamos la vida útil de las instalaciones, los locales, los utensilios, el equipo y lo más importante, conseguimos un entorno saludable.

Ahora bien, cuando usamos desinfectantes especializados para determinadas áreas y sectores como la industria alimentaria, hospitales, laboratorios, baños y cocinas podemos encontrar en el mercado una amplia gama de productos para acabar con los virus y bacterias que no vemos a simple vista y que necesitan determinados compuestos para una desinfección efectiva, es cuando aparecen nombres como: amonios cuaternarios, aldehídos, peróxidos, hipocloritos, yodoformos, etc. que pueden ser virucidas, fungicidas, bactericidas, etc. Productos que en mayor o menor grado pueden ser corrosivos, irritantes o inflamables. Irritaciones, quemaduras, alergias, eczemas, intoxicaciones por inhalación pueden ser algunos de los resultados de su mal uso.

Recomendaciones y cuidados al usar desinfectantes

Para cuidar tu salud a la hora de usar productos químicos es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lo primero que debes hacer es leer la etiqueta, así conoces los riesgos y las precauciones que debes tener para manipular su contenido.

  • Es muy importante que sigas las indicaciones del fabricante respecto a las concentraciones o cantidades indicadas, si puede o no usarse directamente o si hay que diluirlo, respetar los porcentajes.

  • No cambies el envase original del producto para que siempre tengas a mano la información relacionada con el mismo.
  • Nunca mezcles diferentes productos de limpieza. Algunos de sus componentes pueden reaccionar mal o desprender gases tóxicos cuando se mezclan.

  • Debes mantener los productos inflamables alejados de llamas, chispas o puntos calientes.

  • No debes fumar, beber ni comer mientras estés manipulando productos químicos.

  • Para evitar derrames no descuides los tarros, asegúrate de cerrarlos bien después de usarlos.

  • Utiliza elementos de protección adecuados para evitar contactos y salpicaduras. Existen guantes especiales, botas impermeables, gafas o tapabocas según el caso, asegúrate de escoger el más conveniente en especial cuando el lugar  no está lo suficientemente ventilado.

  • Lávate siempre las manos cuando termines con la labor y ten cuidado de no tocarte con los guantes los ojos, la nariz ni la boca.

Para finalizar, no olvides que si en algún momento quieres comprar un producto y tienes dudas sobre su uso, es mejor que consultes a un experto en soluciones de aseo y limpieza.

asesoria productos limpieza kipclin2

¿Necesitas
asesoría?

en KipClin te ayudamos

Quiero que me contacten
¿Te gusta nuestro contenido?
Suscríbete a nuestras publicaciones

Al seleccionar esta casilla admito que he leído y acepto los términos y condiciones del sitio, la política de privacidad y el habeas data de KipClin*